Seleccionar página
LOS CORONAVIRUS SON VIRUS RNA CAUSANTES DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS DE DIVERSA GRAVEDAD, ALGUNAS MORTALES.

LOS CORONAVIRUS SON VIRUS RNA CAUSANTES DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS DE DIVERSA GRAVEDAD, ALGUNAS MORTALES.

LOS CORONAVIRUS SON VIRUS RNA CAUSANTES DE ENFERMEDADES RESPIRATORIAS DE DIVERSA GRAVEDAD, ALGUNAS MORTALES.
lunes, Jul 27
innovArk - Helios y COVID-19

La transmisión se produce a través del contacto con secreciones infectadas, principalmente a través del contacto con gotitas respiratorias grandes, pero también puede ocurrir a través del contacto con una superficie contaminada por gotitas respiratorias y posiblemente por la transmisión de pequeñas gotitas respiratorias en forma de aerosol.

Numerosos coronavirus, descubiertos en aves de corral domésticas en la década de los años 1930, originan enfermedades respiratorias, gastrointestinales, hepáticas y neurológicas en animales.

Únicamente se conocen 7 coronavirus causantes de enfermedad en los seres humanos. 4 de estos 7 provocan síntomas leves similares a los de un resfriado común. Los otros 3 causan infecciones respiratorias graves, como neumonía, llegando a ser mortales. Son, en orden de aparición:

  • El SARS-CoV  identificado en China a finales de 2002 como responsable de un brote de síndrome respiratorio agudo grave (SARS).
  • El MERS-CoV identificado en 2012 como responsable del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS).
  • SARS-CoV2, popularmente conocido como COVID 19, identificado a finales de 2019 en Wuhan (China) y que, en 2020 sigue expandiéndose por todo el mundo.

Estos coronavirus son patógenos zoonóticos, que, a partir de animales infectados se transmiten a las personas. El COVID 19, además, se contagia fácilmente de persona a persona. La transmisión se produce a través del contacto con secreciones infectadas, principalmente a través del contacto con gotitas respiratorias grandes, pero también puede ocurrir a través del contacto con una superficie contaminada por gotitas respiratorias y posiblemente por la transmisión de pequeñas gotitas respiratorias en forma de aerosol.

Los escenarios con alto riesgo de transmisión incluyen instituciones como residencias geriátricas, hospitales, cárceles, centros educativos  y , en general, espacios poco ventilados, con alta densidad de población donde es difícil mantener las precauciones de seguridad. Los residentes de centros geriátricos constituyen un colectivo especial, de alto riesgo, debido a las patologías inherentes a su edad.

El riesgo por contacto de superficies contaminadas puede minimizarse si éstas son tratadas con recubrimientos fotocatalíticos (ver artículo Helios y Covid 19). La eficacia de la fotocatálisis frente a diversos virus, entre los cuales el SARS-CoV (2002) se documenta en la tabla adjunta extraída de Appl. Microbiol. Biotechnol. (2011) 90:1847–1868

innovArk - Viruses to be killed by photocatalytic disinfection

Así pues, más allá de la distancia física, el uso de la mascarilla y la higiene y la desinfección de manos, es posible mejorar la seguridad de nuestro entorno en espacios cerrados tratando las superficies que nos rodean con un recubrimiento fotocatalítico, cuya actividad contribuirá a la eliminación de patógenos.

HELIOS y COVID-19

HELIOS y COVID-19

HELIOS y COVID-19
jueves, May 21
innovArk - Helios y COVID-19

Los productos HELIOS destruyen inespecíficamente la materia orgánica con la que entran en contacto, es decir, los compuestos volátiles responsables de los olores, los inquemados a los que se adhiere la suciedad, los alérgenos (polen, ácaros, mohos) y los microorganismos (hongos, bacterias y virus). 

Las pinturas y los recubrimientos fotocatalíticos HELIOS constituyen un sistema seguro, duradero, económico y medioambientalmente amigable para eliminar compuestos orgánicos molestos o nocivos (malos olores, patógenos, alérgenos) presentes en nuestro entorno. Las superficies tratadas con HELIOS son menos susceptibles a ensuciarse y, por ello, requieren menos intervenciones de limpieza y mantenimiento. En espacios interiores contribuyen significativamente a mejorar la calidad del aire que respiramos.

Los productos HELIOS se formulan al agua y no contienen ingredientes tóxicos. Se aplican como una pintura o barniz corriente, de manera que no se requieren conocimientos o herramientas específicos, es decir, cualquier persona puede utilizarlos. Su aspecto, una vez se han secado, es comparable al de los productos convencionales. Sin embargo, en presencia de luz natural o artificial, se activa el TiO2 (dióxido de titanio) fotocatalítico que contienen, el cual genera especies que destruyen inespecíficamente la materia orgánica con la que entran en contacto, es decir, los compuestos volátiles responsables de los olores, los inquemados a los que se adhiere la suciedad, los alérgenos (polen, ácaros, mohos) y los microorganismos (hongos, bacterias y virus).

Los productos HELIOS son idóneos para proteger nuestra salud en espacios reducidos y/o con gran afluencia de público tales como gimnasios, oficinas, restaurantes, transportes colectivos y especialmente donde se dan condiciones de mayor vulnerabilidad como ocurre en hospitales, centros geriátricos y sociosanitarios y escuelas y, como no, allí donde deseamos sentirnos más seguros, en nuestro propio hogar. Pueden adherirse a vidrio, metales, yeso, mármol, granito, piedra, cerámica, azulejos, plásticos y textiles. Su presencia garantiza un entorno más saludable, con menor riesgo de propagación de infecciones.

innovArk - Hospital iluminado

La emergencia mundial ocasionada por el coronavirus COVID-19, más allá de las prácticas personales y colectivas de higiene y de distancia física recomendadas y que deberían ser asimiladas como habituales en un futuro, pone en evidencia la importancia de la limpieza y desinfección de superficies. Algunas por ser de frecuente contacto (mesas, sillas, ordenadores, etc.) requieren una limpieza continuada. Sin embargo, otras como paredes, techos, ventanas, etc. pueden ser tratadas una vez y convertirse en una importante ayuda en la contención del contagio de este virus y de otros agentes microbiológicos nocivos que estacional o continuamente pululan en nuestro entorno.

Más allá de las aplicaciones más obvias, los recubrimientos fotocatalíticos, transparentes, inocuos y de fácil aplicación, pueden contribuir a reforzar, por impregnación, la seguridad de máscaras faciales y de prendas protectoras, especialmente las de un solo uso, de personal sanitario y de colectivos expuestos a infecciones.